Ventajas y desventajas de usar chupón

Publicado por Héctor Hernández en

El chupón es un objeto que, bien utilizado, puede traer múltiples beneficios en el desarrollo de nuestros hijos, por ejemplo:


Serenidad y placer: La succión en un pequeño, además de servirle para alimentarse, es un acto-reflejo que se relaciona con el confort y la seguridad, por ello en momentos de estrés para el pequeño, el uso del chupón puede ayudarle a sentirse protegido y tranquilo.


Descanso: Tanto para los padres como para los bebés, el chupón es un gran aliado a la hora de dormir. A veces el bebé se niega a soltar el pecho cuando se le amamanta aunque haya saciado su hambre, o simplemente está inconsolable. En estos casos se puede optar por el chupón como reemplazo y así ambos descansarán.

Ejercicio: Aunque la succión es un reflejo en los bebés, no todos logran hacerlo. Por múltiples factores, como malformaciones orales principalmente o nacimiento prematuro, un bebé a veces no es capaz de succionar, así que el chupón contribuirá a fortalecer este acto, así como ayudar al desarrollo maxilofacial.


Desventajas de usar chupón
Como todo en la vida, todo exceso es nocivo, por lo que depender demasiado del uso del chupón puede traer múltiples problemas.


Malformaciones orales: Si bien el uso del chupón puede ayudar al desarrollo de la quijada y el reflejo de succión antes de los 8 meses, continuar con el uso de éste después de esta etapa o cuando ya hay dientes tendrá el efecto contrario.
Infecciones bucales y estomacales: Así como hay chupones ergonómicos y de excelente material, también están aquellos de materiales económicos que pueden ser nocivos para la salud, así como aquellos bañados en miel (o padres que untan los chupones con miel) que pueden provocar problemas como caries en el menor de los casos. El uso inapropiado de los chupones en bebés también está relacionado con infecciones estomacales, una falta higiene como levantarlos del piso, compartirlos o no lavarlos bien.


Asfixia: Si bien la probabilidad es poca con el uso de un chupón de calidad, citamos nuevamente a los chupones de baja calidad, los cuales pueden romperse o zafarse provocando accidentes graves que van desde laceraciones hasta asfixia.

Apego incontrolable: Cuando un chupón se utiliza como una herramienta complementaria en el consuelo del bebé puede ser de gran utilidad. Sin embargo, cuando éste sustituye las atenciones de mamá o papá lo que estaremos provocando es un apego tal del bebé al chupón que después será muy difícil de solucionar.
En bebés menores de 8 meses y de manera controlada con la higiene correcta puede ser un instrumento que ayudará al desarrollo y bienestar de nuestros hijos. No obstante, no debemos olvidar que el llanto o irritabilidad son formas que tienen los bebés de comunicarse, así que antes de colocarles un chupón, deberemos atenderles y probar otros métodos para calmarles.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados


Nuestras marcas

No disponible

Pre ordenar